http://www.willemhartman.nl http://www.hadesign.nl http://www.backtomusicevents.nl http://www.houseofwax.nl http://www.houseofwax.nl https://www.cowinter.com

La Fruta

La Fruta

Colaboración de nuestros amigos Vivoeco La fruta es el alimento perfecto, requiere una mínima cantidad de energía para ser digerida y, nos da muchísima energía. Es el único alimento que hace trabajar al cerebro. Al ser básicamente fructosa puede ser transformada con facilidad en glucosa. Las frutas contiene mucha agua por lo que están limpiando y alimentando tu cuerpo al mismo tiempo. Para que podamos disfrutar de mejor manera los beneficios de las frutas debemos comerlas siempre con el estómago vacío, estas no son digeridas en el estómago, se digieren en el intestino delgado. Si el estómago se encuentra vacío, estas pasan rápidamente hacia el intestino, donde liberan sus azúcares. En cambio sí en el estómago existieran otros alimentos, las frutas quedarían atrapadas y comenzarían a fermentar, lo que nos produciría pesadez y un desagradable sabor en la boca. Una excelente forma de comer frutas es en jugo, pero este debe estar recién hecho, para conservar todas las propiedades de la fruta, no tienen nada que ver los jugos envasados o comprados, aunque en el envase diga que es natural nada se compara a una fruta de verdad. La mayoría de las veces el jugo es calentado en el proceso de producción y su estructura original se vuelve ácida, esto sin contar  los conservantes, colorantes y demases que le ponen los fabricantes. La fruta es el mejor alimento que podemos comer para protegernos contra las enfermedades del corazón, porque tiene bioflavonoides, que evitan que la sangre se espese y obstruya las arterias. También fortalecen los vasos capilares, y aquellos vasos capilares débiles que, en muchos  casos, provocan hemorragias  internas...
Consumir Productos Locales

Consumir Productos Locales

Colaboración de nuestros amigos Vivoeco La mayor parte de alimentos viajan entre 2.500 y 4.000 kilómetros, antes de llegar a nuestra mesa. Esto se traduce en una huella de carbono cada vez mayor. Comprar productos frescos y cercanos también evita una gran cantidad de envases, y por tanto reduce nuestra generación de residuos. Escoger y preferir alimentos frescos (no envasados ni procesados), de un cultivo próximo y/o de temporada significa escoger alimentos de menor huella ecológica y seguramente más sabrosos, además potenciamos la micro empresa y apoyamos el desarrollo de los proveedores locales, mejorando la economía de nuestra localidad. Si preferimos productos de temporada, además de ser más baratos, nos aseguramos de que no hayan viajado kilómetros desde otros lugares con otro clima, y tenemos menos posibilidad de que no nos estén vendiendo productos transgénicos o modificados genéticamente, ¿es posible tanto tomate en invierno? Si además elegimos lo que no está procesado, nos aseguramos de no estar consumiendo tanto preservarte, sin contar con la cantidad de colorantes para que se vea más vistosa la comida, y el sodio para que se sienta más sabrosa, y cuanta cosa encuentran para “proporcionarnos un mejor producto”. Cultivar verduras o frutas en un pequeño huerto ecológico o un rincón comestible en el balcón anima a valorar la comida, las variedades locales, de temporada y permite llevar a la mesa alimentos frescos con una huella de carbono mínima o cero. Esto es una excelente actividad, muy educativa, para realizar con los niños he ir generando un nivel de conciencia distinto desde que son pequeños. Una opción, si no hay espacio en casa, pueden ser...