http://www.willemhartman.nl http://www.hadesign.nl http://www.backtomusicevents.nl http://www.houseofwax.nl http://www.houseofwax.nl https://www.cowinter.com

Un adiós y hasta luego fue ceremonial

Un adiós y hasta luego fue ceremonial

Llego el momento de mi tercera caída de cabello, mi tercera vez calva… en realidad es mi cuarta porque si lo pensamos bien, mi mamá fue la primera en decidir por mí que me pelaran una vez nacida. Eso sí, esta vez, fue muy distinta a las otras. Hubo un previo aviso cuando mi vello púbico comenzó a caer al día 12 después de la primera sesión de quimioterapia. Tomemos en consideración que el Doctor me dijo que las drogas que utilizarían esta vez también provocarían la caída de mi pelo, por lo que me preparara ya que en 15 días (historia repetida no?) me quedaría pelona. Así fue, el doctor no se equivocó, sólo erro en un día. Al día 14 cuando me dieron de alta por la Parainfluenza en grado tres que me asecho, me levante con la intuición de que sería la última vez en lavarme el pelo durante al menos seis meses. Para mi gran sorpresa fue tal cuál mi intuición me advirtió y el lunes 12 de octubre mi pelo hizo abandono de mi cuerpo. Un adiós y hasta luego fue ceremonial. Le pedí a mis papás que fuéramos a buscar la máquina para pelarme dignamente y no parecer un ser tiñoso. Llegamos a mi casa, saludamos a Suc y la invitamos a ser parte de este...
Se me cayo el pelo…

Se me cayo el pelo…

Para mí no ha sido gran cosa perder el pelo. De hecho la primera vez que quede calva fue por opción propia, recién entraba a la Universidad. Lo hice como un ritual para alejar y sacar fuera de mí las emociones negativas que sentía en ese momento; una mala elección de pareja, mucho abuso de alcohol y fiestas, poco dormir, y siempre pero siempre una exigencia muy alta de nunca llegar tarde a clases o sin algún trabajo. A pesar de todo el “rock & roll” la responsabilidad es algo que llevo tatuado en la sangre. Viví en esta bipolaridad durante muchos años más, más y más. Tengo lo más hermosos y los más feos recuerdos de toda esa época de mi vida. La segunda vez que he quedado calva fue a los quince días después de mi primera quimioterapia en el año 2012. El impacto estuvo presente junto con el shock pero en un nivel bastante camuflado emocionalmente. Intenté reproducir “escenas de películas de terror” dentro de la ducha y con casi el total del pelo caído entre los dedos de mis manos y en el piso de la tina alrededor de mis pies. Parecía un ser humano con tiña, me veía horrorosamente espantosa. La verdad es que hay que tener harta guata (estómago) para vivir una situación así. Es sumamente fuerte ver como parte de tu ser se desprende de ti, avisando poco a poco hasta que de un solo golpe se esfuma. ¿Cómo experimentaste tu caída y/o desprendimiento de pelo? Yo me “escondí” entre pañuelos y turbantes, primero porque a mi pareja de ese entonces le daba...
¡¡¡Pañuelos con sonrisa se extiende!!!

¡¡¡Pañuelos con sonrisa se extiende!!!

Tenemos buenas noticias, nuestros amigos de @panuelosconsonrisa siguen creciendo por lo que ahora puedes ver y probarte los  Pañuelos con Sonrisa en Tiendas Caterina ubicadas en: Av. Lira 43, Santiago Centro y Av. Vitacura 5900 Local 103 . Puedes encontrar gran variedad de modelos y colores especiales para que te sientas cómoda y linda durante tu tratamiento. También para las de Regiones o que prefieren realizar su compra desde la casa, puede visitar el sitio web www.panuelosconsonrisa.cl y tu pedido llegará a tu casa sin costo de envío. El mejor regalo para un ser querido que se encuentra en tratamiento contra el cáncer. ¡¡¡Muchas sonrisas para todos!!!...
¿Cómo puedo ponerme un pañuelo?

¿Cómo puedo ponerme un pañuelo?

Nuevamente publicamos un tutorial para la hora de colocarse el pañuelo. Nos piden continuamente esta información ya que no es tan fácil de encontrar en la red y menos en español. Esta vez la AECC nos ayuda con este tema. El tutorial que ellos han subido a internet lo hemos querido compartir hoy, tiene una duración de 04:49 minutos....
El uso del pañuelo

El uso del pañuelo

Mientras estaba calva jugué muchísimo con los pañuelos que me fueron regalando. Me hacía “peinados” tipo princesa Leia de La Guerra de las Galaxias y mi máximo anhelo era hacerme los tocados Bahianos de las brasileras. Hoy encontré este tutorial con 15 menaras de ponerse un pañuelo en la cabeza. Te invito a verlo y a jugar un poco más. El pañuelo puede ser tu gran aliado. p.d. El que este en inglés no es un impedimento ya que la chica solo saluda al principio y luego el tutorial es solo musicalizado....
Perder el Cabello por la Quimioterapia

Perder el Cabello por la Quimioterapia

Mi experiencia fue tal cual, una crónica anunciada: “Naomí se te va a caer el pelo en 15 días más…” y así fue, cuando llegó el décimo quinto día después de mi primera sesión de quimioterapia mi pelo se quedó pegado en la almohada. Ese mismo día decidí lavarme por “última” vez mi cabello y lo vi irse entre medio de mis dedos, pasar por debajo de mis pies siguiendo la dirección del desagüe. Un momento súper complicado, emocionalmente un shock!… y la pregunta es : ¿cómo puedo superar este momento complicado y difícil? Encontramos una real y positiva respuesta en un artículo que publicaron en Oncoestética  y que por supuesto queremos compartir. Begoña Roy es la psico oncóloga que entrega la respuesta en su totalidad, nosotros rescatamos lo siguiente: “Cada etapa y cada momento del proceso de la enfermedad implica sensaciones, emociones, percepciones y pensamientos diferentes… Uno de los momentos críticos en la caída del cabello es el momento de rasurar la cabeza. Cada persona decide, pero es aconsejable realizarlo lo antes posible, bien en el momento en el que el pelo comienza a caerse, o bien, como en algunos casos, 2-3 días antes, para evitar el desanimo que supone ver el almohadón o el peine con numerosos pelos, por eso es importante preparar con antelación una solución adecuada para ti: peluca o pañuelos. Surgirán una amalgama de pensamientos y emociones variadas y dispersas, no podemos impedir que surjan, pero sí que podemos decidir si permitimos dejarlos pasar y dejarlos ir, o quedarnos enganchados a esos pensamientos y emociones caóticas fruto del miedo y de la incertidumbre. No es necesario recrearnos ...